La dominante secundaria

Ya sabemos que en las escalas diatónicas, el I grado es quien tiene función de tónica, pero en ocasiones podemos querer destacar algún otro grado y darle así más importancia, o con el propósito de enriquecer la armonía. Esto podemos hacerlo transformándolo momentáneamente en una tónica secundaria. A este proceso se le llama tonicalizar o regionalizar, y a diferencia de la modulación, que estabiliza la tónica en un nuevo tono, la tónica secundaria solo lo es de forma pasajera, y no se considera un cambio de tonalidad.

Ten en cuenta que tanto en el modo mayor como en el menor, el I grado es siempre un acorde con la quinta justa (perfecto mayor o menor), así que solo podremos tonicalizar aquellos grados que tengan la quinta justa. Exceptuaremos por tanto el VII grado sobre sensible en ambos modos y el II grado del modo menor por tener la quinta disminuida.

Para llevar a cabo el proceso de tonicalizar un grado distinto del I, usaremos la dominante de ese grado que llamaremos dominante secundaria. La dominante secundaria se usa habitualmente como séptima de dominante, aunque podemos encontrar otras “versiones” de la dominante secundaria como el acorde de quinta disminuida sobre sensible, la novena de dominante, los acordes de séptima sobre sensible, y los acordes de sexta aumentada (estos últimos los trataremos más adelante, cuando hablemos de la armonía cromática).

En el siguiente ejemplo veremos las dominantes secundarias (como séptima de dominante) de los distintos grados de la escala mayor. Observa que todas las dominantes secundarias del ejemplo ajustan su forma a la de la séptima de dominante (3ªM – 5ªJ – 7ªm), para lo que usaremos las alteraciones necesarias.

EjemplosArmonia4a

Armonizar con dominantes secundarias:

Cuando queramos usar las dominantes secundarias en nuestras armonizaciones a partir de un bajo o tiple dado deberemos tener en cuenta tanto la justificación de las alteraciones accidentales como la resolución habitual del tritono que forman la sensible y la séptima.

 

dominantesecundariaresolucion

La dominante de la dominante:

Un caso particular de la dominante secundaria es el de la dominante de la dominante. Este es un acorde que estudiaremos con atención, especialmente la resolución excepcional de su tritono cuando se dirige a otro acorde que también tiene forma de séptima de dominante.

Al intentar resolver la sensible de la dominante secundaria encontramos que si la resolvemos de la forma habitual, subiendo una segunda menor hacia su tónica (la dominante principal) se produce una falsa relación de cromatismo con la séptima del V. Así que debemos optar por descender la sensible cromáticamente hacia la séptima del siguiente acorde, resolviendo por tanto el tritono del primer acorde en el tritono del segundo.

EjemplosArmonia4c

Ejercicios:

Los siguientes ejercicios han sido elaborados por Luis Robles

Armonizar a 4 voces las siguientes sopranos, escribiendo una dominante secundaria en el lugar marcado con un asterisco (*). En el ejercicio 3, hacer uso de las dominantes secundarias donde se crea conveniente.

EjerciciosLR-T7a

EjerciciosLR-T7b

Los siguientes ejercicios han sido tomados del tratado de “Armonía” de Walter Piston.

EjerDomSecWP

Realiza la práctica auditiva de progresiones armónicas que incluyan tríadas sobre todos los grados de la escala, y dominantes secundarias en la web de teoría.com

Descargar este tema en PDF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s